Descubrimos Nivea bajo la ducha

Hoy descubrimos el nuevo producto que ha lanzado Nivea, un nuevo desmaquillante que se usa bajo la ducha para el rostro y los ojos.

En mi caso particular, siempre me desmaquillo con toallitas desmaquillantes para pieles secas, pero no era suficiente, y no es por el hecho de que me maquille mucho, sino porque quitarse el rimel es casi misión imposible, siempre queda algún resto. También he probado leches limpiadoras pero era como si en vez de usar las toallitas ya impregnadas, era yo la que impregnaba los discos con el desmaquillante y también era casi misión imposible, por lo que entre las dos cosas prefería las toallitas, porque notaba que la piel y los ojos sufrían menos, ya que hay que frotar un poco y marear a las pestañas para que todo el maquillaje desaparezca, y eso, al fin y al cabo, la piel lo acaba sufriendo.Nivea bajo la ducha- desmaquillador rostro y ojos - piel seca - Cuidado personal e imagen - www.opinados.com

 

Empezando por el anuncio, nos cautivó la descripción perfecta de lo que muchas mujeres experimentamos cuando nos intentamos desmaquillar en la ducha, y es que, efectivamente, salimos con “ojos de panda” o mas bien, como si nos hubiéramos dado el lote de llorar, además de que la marca nivea, la de toda la vida, últimamente está sacando productos de muy buena calidad, por lo que decidimos comprar el producto.

El envase se presenta en un bote de 150 ml y contiene aceite natural de almendras. En la parte posterior podemos ver la composición del producto y las instrucciones de uso:

Nivea bajo la ducha - desmaquillador - Cuidado personal e imagen - www.opinados.com

 

Hay que tener siempre en cuenta que antes de usar cualquier producto debemos leer bien el envase para evitar cualquier accidente. En este caso, podemos ver un aviso muy importante en la parte trasera del bote, dentro del recuadro rojo, en el que nos avisa de que al usar el producto puede dejar restos en la bañera o en la ducha que resbalen, a si que mucho cuidado a la hora de su uso.

Seguimos el procedimiento, pero no bajo la ducha, sino en el lavabo.

Con la piel seca, cogimos un poco de producto, el tamaño de un garbanzo y extendimos por el ojo derecho, repitiendo el proceso en el otro ojo, y masajeamos como si fuera jabón, luego aplicamos agua con las manos continuando el masaje y por último, secamos suavemente. Cuando abrimos los ojos, ¡WOW! ¡qué suavidad! ¡qué piel tan limpia! ¡qué maravilla!, impresionante. A día de hoy puedo decir que es ¡EL MEJOR producto desmaquillante que he probado! Mi piel estaba tersa, súper suave, limpia e incluso luminosa. Sin frotar, el maquillaje y el rimel habían desaparecido con unos simples movimientos. Aconsejamos a todos aquellos que estén buscando el desmaquillante perfecto que lo prueben.

PRECIO: 3,95 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *