Casas Rurales y Spa Benarum, Mecina Bombarón, Granada.

Hoy toca hablar de estas casas, que bueno, no son casas sino mas bien apartamentos, situados en la Alpujarra granadina, concretamente en el pueblo de Mecina Bombarón.

Nos alojamos en Suite Rural BOABDIL, con Jacuzzi. Ni que deciros que aunque la reserva se realizó en el último minuto, mi gran sorpresa fue “la chimenea“, que no era como tal, sino de pega. Muy elegante y todo lo que tu quieras pero ese es uno de los graves errores de la venta de este lugar.

Os dejo el enlace de la web y de la suite donde nos alojamos: Suite Rural BOABDIL

Por otro lado, la cocina está hecha para que no hagas de comer, súper pequeña, ideal para que se te quiten las ganas de cocinar.

En cuanto al Spa, deciros que tiene horario. La sauna y el baño turco, sobre todo el baño turco es de juguete, súper chico.

El gorro, por supuesto obligatorio por higiene, es mejor que te lo lleves ya que si no lo llevas te invitan a que lo compres en el súper de enfrente que te cuesta un pastón, si no recuerdo mal 3€.

Tuvimos un problema con la calefacción y muy amablemente nos atendió el dueño del lugar. La sorpresa fue que después de irnos de ruta de senderismo, al llegar, nos comentó que entró en el apartamento y vio que las ventanas estaban abiertas por lo que era esa la causa de que no se calentara el lugar, ya que las ventanas tenían un sistema de cierre  para apagar la calefacción.  En cuanto a la apertura de ventanas, sí, las dejamos abiertas ya que por costumbre cuando nos levantamos por la mañana , aireamos la casa. Por otro lado, este señor entró en el apartamento cuando no había nadie, invadiendo nuestra intimidad.

Ésta, y no otra causa fue la que determino el no volver a este lugar, y sobre todo la forma de hablar de este señor hacia su cliente por la queja que recibió:

Nos empezó a dar explicaciones de por qué tenia sensores en las ventanas, diciendo que los clientes las dejan abiertas con la calefacción encendida y que a él le costaba el dinero, que la gasolina estaba muy cara. Entendemos que este buen señor tenga que gestionar una serie de gastos para mantener sus viviendas, pero nosotros como clientes también estamos pagando por ello, por lo que:

  1. Al cliente nunca se le puede echar la culpa de que él esté perdiendo dinero, ya que un cliente paga y bien pagado, el precio que indica la estancia.
  2. En todo momento, sea cual sea el lugar en la que os hospedéis, siempre que el dueño del local, la persona de mantenimiento, etc, debe acceder con presencia del cliente siempre y cuando ésto sea posible, ya que posteriormente pueden haber problemas.
  3. Los problemas que tenga el mantenimiento de cualquier alojamiento no es de incumbencia del cliente, queremos decir con ésto que el cliente lo que busca no son quejas ni malas palabras, lo que busca es descanso, desconexión y por supuesto los servicios que ha pagado. Evidentemente con esto nos referimos a la falsa chimenea, que nos sentó fatal el encontrarnos ese juguete.

En cuanto a la decoración general, la cama, la bañera-jacuzzi perfecto, pero por lo demás, trato penoso.

No volveremos a este alojamiento

Consideramos que es bastante caro y cumple el 70% de las expectativas que podéis tener  con respecto a la publicidad de éste lugar.

 

 

Un comentario

  1. Hemos estado en estos alojamientos durante 4 días y ha sido una experiencia única para nosotros, las vistas excelentes, el trato muy familiar, los alojamientos equipados a todo confort y la zona spa ha sido un lujo poder disfrutar después de nuestras rutas de senderismo. Volveremos seguro. Gracias por hacernos agradable esta estancia en la Alpujarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *